lunes, julio 09, 2007

La estafa de la "Capitana Planeta"

Había una vez una ambientalista, ella se llenaba la boca hablando de la protección del medio ambiente y de como la planta de Botnia era lo peor que le había pasado a la humanidad desde la bomba atómica.
Esta es la historia de Romina Picolotti, ex "asambleista" del pueblo corta puentes, que un día bajo el ala del político Alberto Fernández logró llegar al gobierno argentino, colocada en un organismo denominado Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.
Según el Diario Clarín, la contratación de esta ciudadana tenía mensajes muy claros:
"con ella en el Gobierno, los ambientalistas entrerrianos sentirían que el Presidente no se olvidaba de ellos, las organizaciones de defensa del medio ambiente ya no podrían decir que el Estado no les abre las puertas "a los que saben", y todos los argentinos entenderían que el compromiso de luchar contra la contaminación iba en serio."
Pero como era previsible, la jugada no les salió tan bien como preveían...
Picolotti, hoy en día está siendo investigada por extraños manejos en la secretaría, siendo acusada de gastos inecesarios, contratación de familiares para puestos inventados, y lo mas increible - o no tanto- ha quintuplicado el presupuesto de este organismo.
Esta señora ya había empezado con el pié izquierdo si consideramos que le aseguró a Kirchner que el Banco Mundial no otorgaría los créditos que Botnia había pedido para construir la fábrica en Uruguay (todos sabemos como terminó eso), luego les prometió a los asambleístas que los jueces de La Haya atenderían el reclamo argentino, y al Presidente que los asambleístas liberarían las rutas: conclusión LA MUJER ESTA NO SABE NI DONDE ESTÁ PARADA.
Pero según las noticias que llegan desde los medios argentinos, esta mujer no solo no sabe ni lo que dice, sino que además con este nuevo status que ha adquirido estaría viviendo la vida loca.
Luego de una investigación que han realizado en la vecina orilla, se han descubierto gastos como:
Compra de 100 computadoras de última generación, con grabadora de DVD, mouse óptico y monitor de pantalla plana, para "fortalecer la capacidad operativa de la Secretaría" (esta era su forma de decir, si podemos mirar unas pelis en la secretaría todos vamos a trabajar mejor). Aún más: la señora ha contratado no solo familiares, sino también a amigos para cubrir puestos que ella misma inventó, con sueldos hasta diez veces mayores a los que perciben profesionales que trabajan en otros organismos. Picolotti además ha contratado jets privados para hacer viajes personales, y lo mas increible de todo:
"En febrero pasado, Picolotti compró muebles para remodelar su secretaría. De acuerdo a las órdenes de compra y las cuatro facturas que acreditan la entrega del mobiliario, firmadas por su contador y cerebro financiero, Esteban Sáenz Rico, se gastaron 176.145 pesos. Muchos de esos muebles todavía duermen en los pasillos porque no hay dónde ponerlos."
Ante todo esto yo concluyo: Esta señora tiene claros problemas con la construcción de Botnia, pero para afanar de lo lindo es seguro que no.
Una nueva prueba que demuestra el circo que se vive en la vecina orilla y como estos piqueteros cada vez están mas infiltrados en el gobierno, afanando, viviendo como reyes y dando la cara solamente para llorar y hacerse los pobres diablos...
Por lo menos en las computadoras esas nuevas que se compraron van a poder ver todas las temporadas del capitan planeta en calidad DVD...

4 comentarios:

Mr. Vriyante dijo...

Querrás decir que "empezó con el pie derecho"

Bo, a la mina esta hay que llevarla al cante, a ver que le dice a los pichis que andan cagando a palos a los caballos.

Nico Bari dijo...

Al cantando por un sueño hay que llevarla, capaz que si gana puede pedirle a tinelli que cierre la fábrica de Botnia.

V dijo...

Ahora es bailando nico, es bailando

Nico Bari dijo...

Cierto, mal yo... mal yo...
Y ahora se viene patinando por un sueño... ya se estan quedando sin ideas, dentro de poco van a inventar "haciendo la plancha por un sueño" y alguna mas polémica como "me cortan un miembro a elección por un sueño".